Nunca es tarde para consentirte y lucir perfecta; es por eso que te damos los mejores consejos para que comiences a cuidar de ti como lo mereces.

Ahora que las hojas de los árboles han comenzado a caer, se sienten los días con un aire fresco y un ligero toque cálido al salir el sol, nos encontramos en la estación perfecta para comenzar a reparar los estragos que arrastramos de aquellas brillantes tardes de verano mientras nos llenábamos de energía en una caminata por la orilla del mar. ¡Pero claro!, todo esto tuvo grandes consecuencias en nuestra apariencia, tanta exposición al calor y a los rayos ultravioleta pueden dañar la elasticidad de la piel y su hidratación.

Y por supuesto que es importante recuperarnos de aquel daño, pero se viene una época importante en donde vemos asomarse cada vez un poco más los frentes fríos del invierno para lo cual nuestra piel deberá estar preparada ya que, con el viento helado perdemos nuestra oxigenación en la epidermis y esto provoca que nuestra piel luzca apagada y poco llamativa.

Otro punto importante que ha sido perjudicial es el cansancio que llevamos ya para estas fechas, los cambios de hábitos, nuestra alimentación y la rutina a la que nos hemos tenido que adaptar. Por eso y más, es el momento ideal para cuidar de nosotras y conseguir la textura sana de hidratación y elasticidad que necesitamos.

La base primordial en cualquier temporada que debemos tomar en cuenta, es la higiene. Buscar un dermolimpiador adecuado para tu tipo de piel es un indispensable, de preferencia utiliza uno líquido ya que su concentración es más amigable con el rostro que aquellos de barra además de la facilidad para utilizarse.

Debido a los cambios de temperatura y el viento, puede que en tu rostro se acumulen más células muertas que normalmente, te recomendamos exfoliar tu cara con productos que no contengan químicos que puedan ser contraproducentes para ti. También esto le ayudará a tu piel a absorber mejor cualquier producto hidratante.

Para limpiar tu piel por la mañana y la noche antes de lavar tu rostro puedes utilizar un agua micelar, crema, gel o alguna loción. ¿Problemas con la hidratación?, un gel de ducha hidratante con almendras o colágeno te ayudará a regular un poco antes de tu crema siempre adecuada a tu piel.

En caso de necesitar un extra, antes de aplicar tu crema hidratante, coloca cuidadosamente con las yemas de los dedos un poco de serúm para darle un toque extra a tu piel. Debido al uso continuo de ciertos productos en nuestra piel, se disminuye el efecto total de estos, por lo tanto recomendamos añadir algunos extras de skin care para romper con la rutina, puedes utilizar colágeno y ácido hialurónico.

Y como sabemos que a todas nos encantan los domingos de descanso, entre las sábanas de tu alcoba, tomando un café por la mañana mientras revisas tus redes sociales, este puede ser el momento perfecto para aplicar una mascarilla ya sea relajante, suavizante o hidratante para consentir a tu piel de los estragos de la semana, además te ayudará a disminuir tensiones acumuladas.

Entre los últimos puntos, recuerda incluir a tu alimentación antioxidantes como el té verde, los arándanos y alcachofas entre muchos otros para no perder la elasticidad de tu piel. A pesar de sentir menos sed, procura tomar el agua suficiente para que tu cuerpo no comience a deshidratarse.

Por último, un indispensable de cualquier mujer es la mesoterapia, durante las sesiones de esta, se utilizan sustancias que contienen, colágeno, ácido hialurónico y silicio orgánico entre otras que te ayudarán siempre a darle un toque extra a tu radiante aspecto. Prueba nuestras sustancias y prepárate para recibir el invierno con la marca líder de la mesoterapia en México, sé Mesofrance.

¡Una vida, un cuerpo, una oportunidad!