La granola es un alimento compuesto de varios ingredientes, entre los cuales podemos encontrar cereales como la avena y avellana, frutos secos como las nueces y albaricoque y frutos deshidratados como las uvas pasas o pasitas como se les conoce en varios países.

Es un alimento saludable y alto en fibra que ha resultado sanamente beneficioso para nuestro organismo, por lo cual, su consumo diario es recomendado. Puede degustarse de muchas formas, en un tazón con leche o yogurt, como snack en horas de merienda o incluso, en barras energéticas.

A continuación, te mostramos los beneficios de la granola:

1. Mejora el sistema digestivo.
Comprende ser un alimento alto en fibra, es por ello que es muy recomendable comerla para mejorar la salud de nuestro sistema digestivo, especialmente a nivel intestinal. Es capaz, incluso, de prevenir el estreñimiento haciendo de la digestión, un proceso más sano. Otro aspecto a tomar en cuenta, es que para facilitar la misma, debe haber un constante consumo de líquido, preferiblemente de agua durante el día para ayudar a mejorar dicho proceso.

2. Controla la saciedad.
No solamente como plato desayuno podemos consumirla, sino también como snack o aperitivo. La granola se puede conseguir en diversas presentaciones, una de ellas, en forma de barra energética y esto facilita que podamos comer alguna en horas de merienda o intermedios de comida, evitando así, consumir algún otro alimento procesado que sea dañino, al momento de tener un antojo y lo mejor de todo, es que su alto contenido en fibra, hace que sintamos sensación de llenura durante un buen tiempo. De esta forma, evitamos comer a deshoras, lo que causa el hecho de que no interrumpamos nuestra dieta.

3. Fuente de vitaminas y minerales.
La granola es un alimento totalmente integral y dentro de sus componentes y contenido nutricional, conseguimos vitaminas tales como tiamina, vitamina E y ácido fólico, sumado a ello, podemos conseguir también antioxidantes que brindan elementos muy saludables a nuestro cuerpo. También es rica en minerales, entre los cuales podemos conseguir zinc, fósforo, magnesio y selenio los cuales brindan un plus energizante, por lo cual, comer granola, nos aporta una gran fuente de energía, así como también, refuerza nuestro sistema inmunológico.

4. Rico en grasas saludables.
No todo lo relacionado a la palabra grasa debe ser malo, pese a lo que mayormente conocemos, existen también grasas que son saludables y que son necesarias para nuestro cuerpo. La granola nos aporta dichas grasas, las cuales son empleadas por nuestro organismo para transformar en energía y fuerza, necesarias para el funcionamiento general de nuestro cuerpo.

5. Fuente de calcio.
Este alimento también posee componentes de calcio que le hacen un perfecto alimento complementario para cuidar de la salud de nuestro sistema óseo. Esto también le convierte en un excelente suplemento para ayudar a prevenir enfermedades como la osteoporosis, muy común en adultos mayores, lo que hace que la granola sea, un alimento apto todo tipo de personas, incluso niños.

¡Así que ya sabes, no dudes en contemplarlo en tus comidas diarias!