Los clientes han cambiado. No sólo la experiencia del Covid-19 sino también porque cada día muestran más interés en servicios únicos y experiencias holísticas.

Los consumidores del 2021 están dispuestos a pagar más por los servicios y productos que ven como una inversión en su salud física y mental. La industria del bienestar ha tomado gran importancia en el ser humano, convirtiéndolo en un hábito de vida, adoptando los productos y servicios de los Spa como un factor de status.

La personalización del servicio es clave para mantener a los clientes y atraer nuevos.

Esta tendencia hacia el cuidado de la salud es más fuerte que nunca debido a la creciente preocupación en la población de América Latina sobre problemas relacionados a la alimentación como el sobrepeso, hipertensión, diabetes, etc. Esto genera que las personas tiendan a cuidarse más por su salud física, pero sobre todo mental y emocional.

A continuación, te enlistamos 5 ideas innovadoras para que poder brindarles a tus clientes un estilo de vida.

MINI SPA EN LAS EMPRESAS

Evidentemente sabemos que lo que más genera el estrés es el trabajo, por la excesiva presión que tiene lugar en su entorno, provocando la saturación física y/o mental del trabajador, causando un desequilibrio entre lo laboral y lo personal. Aunque son sitios donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, no debemos catalogarlo como un sitio del todo malo, si introducimos a este espacio, un Mini Spa.

Suena extremo, pero es una idea increíble para apostar dentro de las empresas, con todos los elementos necesarios para un ambiente de relajación en tu espacio laboral, pues consiste en brindarle al trabajador una experiencia sin necesidad de acudir a otro sitio, sino teniéndolo dentro de su trabajo. Contando con sus componentes como la música, decoración, ambientación, iluminación. Así podrán tomar un receso de 30 minutos para relajarse un poco y después retomar sus actividades laborales, mejorando su rendimiento mental.