La celulitis es un trastorno que provoca la formación de nódulos o acúmulos grasos en determinadas zonas corporales; la piel se vuelve áspera y con aspecto de piel de naranja.

Existen diferentes factores que intervienen en la aparición y evolución de la celulitis, los antecedentes familiares es uno de ellos, cambios hormonales en ciertas etapas de la vida como la pubertad, la menopausia o el embarazo, así como los hábitos alimenticios que manejamos durante nuestra vida diaria.

Para prevenir o reducir la aparición de este trastorno te recomendamos una alimentación correcta, evitar el uso de ropa ajustada, evitar estar mucho tiempo sentada, respetar tus horas de sueño y evitar excesos de sal en tu dieta.

Por supuesto que los cuidados cosméticos, son indispensables para que el tratamiento de la celulitis sea eficaz. Pero debemos de ser constantes durante todo el año, no solo durante los meses previos al verano y además como te comentamos arriba, es imprescindible combinarlos con ejercicio y una buena alimentación.

Se recomienda también una exfoliación suave de la zona a tratar, una o dos veces por semana, mediante el uso de geles exfoliantes o un guante de crin, para facilitar la absorción del producto cosmético. Aplicar el producto anticelulítico masajeando, con movimientos circulares en sentido ascendente, desde el tobillo hacia la cintura. Es más recomendable aplicarlo durante el baño diario, así los poros de la piel estarán más abiertos y se favorece la absorción y la eficacia.

La tendencia actual es el empleo de preparaciones no grasas, de fácil aplicación, con buena extensibilidad y rápida absorción. En general, los geles y serums se prefieren en verano o si se requiere una rápida absorción del producto, mientras que las cremas son ideales para pieles más secas o para aplicar por la noche con un masaje prolongado.

Sigue estos consejos y luce esas piernas increíbles esta primavera.